Botiquin para el alma_Los seres humanos vivimos experiencias de vida que están relacionadas con ciclos,  procesos de evolución y maduración. A veces pasamos por momentos de cambio en los que posiblemente necesitemos recursos distintos para poder asumirlo.

A lo largo de mi carrera he creado métodos de sanación holística que han sido un apoyo para las personas que he venido acompañando. Estas son algunas herramientas (terapias especializadas) que hacen parte de mi botiquín para sanar el alma:

Coaching:

Trabajo a través del Coaching Ontológico, proceso que se enfoca en el “ser”. Acompaño a cada persona para que pueda conocerse a sí misma y aprenda sobre sus emociones e inquietudes; su mundo corporal y el lenguaje propio, que finalmente la lleva a respuestas constructivas para su vida.

Se trabaja a través de preguntas para que la persona vaya encontrando sus propias respuestas. Es un proceso auto-observador al que le agrego un componente espiritual.

Terapia Regresiva Reconstructiva:

Su propósito es permitir que la persona pueda acceder a la información que tiene grabada en su inconsciente para cambiar algunos patrones de conducta que en algún momento de su vida fueron aprendidos. En el momento en que los aprendió fueron útiles pero ahora, posiblemente no son funcionales para su vida actual.

Nos permite romper las barreras del tiempo. No se hace a través de hipnosis, sino por un método que permite a la persona entrar en un estado de relajación profundo para que el cerebro derecho (inconsciente) nos de la información necesaria darse cuenta de cuál es ese patrón y cambiarlo. Se revive la situación emocional para liberarla y cambiarla, mientras la persona está consciente.

Terapia Floral:

Entre 1928 y 1932, el médico Edward Bach creó un sistema de flores que fue pionero en la terapia floral. Las flores tienen dualidad y un componente de equilibrio que permite a cada persona (al tomarlas) transitar por dicha polaridad. Por esto, cada flor tiene una cualidad y un defecto. Esto permite entrar en un equilibrio, armonía y estabilidad.

La terapia permite a las personas ver y hacer conciencia sobre cuál es el origen de determinada emoción. Si la persona se siente triste, por ejemplo, la esencia floral ayuda a equilibrar esta tristeza y borra la huella energética, es decir, se puede saber el origen de cada emoción y trabajarla pero ésta deja huellas (recuerdos) en nuestra energía. La flor ayuda a nivelar la emoción además de borrar, limpiar, sanar y recuperar.  Ayuda a trabajar los miedos, la confianza, el amor propio, la ansiedad, entre otras emociones.

Constelaciones Familiares:

Esta es una terapia especializada que ayuda a equilibrar y a poner en orden el sistema familiar. A veces, por alguna razón, evento o circunstancia en determinado momento se puede haber perdido el orden y la jerarquía de la familia. Para esto es necesario equilibrar ese sistema y ayudar a sanar el árbol genealógico. Muchas veces las situaciones difíciles que vive una persona están relacionadas con sus ancestros.

Ayudan a sanar y a darle el lugar a cada miembro de la familia, ocupando el propio. Permite entrar en procesos de reconciliación y ver los patrones generacionales. Además del fenotipo (parte física) también heredamos el genotipo (caracterología o características psicológicas y emocionales) de nuestra familia. También los asuntos no resueltos, los dones y las habilidades.  Se trabaja constelaciones individuales y grupales.

Terapia de Reiki:

Este es un espacio de sanación, equilibrio  y energía vital (energía de vida que está puesta en el ser humano). Recibimos la energía terrestre que es la que nos conecta con la Tierra y la celeste que es la que viene del cielo. Esta terapia permite que la persona reciba energía celeste a través de un canal (mis manos) para transmitir dicha energía celeste.

Ayuda a equilibrar y sanar las emociones y el cuerpo de cada persona. Se transmite y se canaliza a través de nuestras manos, sanación a través de las manos. Se canaliza la energía y se equilibra dependiendo de la necesidad de cada persona.

Terapia de Cristales: 

Los cristales de cuarzo pertenecen al reino mineral. Su color y densidad hacen que tengan propiedades sanadoras y ayudan a equilibrar los centros de energía del cuerpo. Esta terapia la trabajo unida a la terapia de Reiki e incluyo poliedros (sólidos con la forma original de nuestros órganos, los usamos para armonizar los órganos que tenemos afectados conectados a nuestras emociones). Cada piedra tiene una cualidad específica que ayuda a equilibrar nuestros centros de energía para limpiar, depurar y desbloquear de manera armónica.

Acompañamiento en Duelo:

Este proceso integra diversas terapias para acompañar a cada persona en procesos de pérdidas que tenemos durante la vida. Puede tratarse de la pérdida de un ser querido o quizás de una pareja por separación. La espiritualidad tiene un papel fundamental y son los ángeles como guía quienes apoyan este proceso humano.